La relación entre un Pokémon y su entrenador está a punto de romperse… ¿O no? 😮